Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

martes, 8 de noviembre de 2011

8 de noviembre 2011


                         BENDICIONES 8 DE NOVIEMBRE 2011

NO temas, y jamás permitas  que tu alma entre en ninguna desesperación o angustia, en donde puedas perder el control de tus emociones y caigas abatido en una profunda depresión, no te rindas solo toma un poco de aliento, mira a tu alrededor y verás que son más los que están contigo, que los que están en contra de ti, no te rindas porque falta recoger la cosecha, esperar el viento recio, recibir la unción profética y apostólica que marcará la diferencia en tu vida.



No temas, cuando todo parece oscuro y no hay respuesta de Dios en tus oraciones, solo un profundo silencio que lleva tu alma al temor y la inseguridad de tu alma, nunca olvides que no hay una hora de tormenta que dure más de 60 minutos, todavía hay esperanza para retomar tu vuelo, vivir los mejores momentos y disfrutar de tu familia.  Anímate porque Dios dará una orden que tus bendiciones no se hagan esperar,  que a su tiempo venga la medida buena rebosante y remecida.



No temas, levanta tu voz hasta que sea escuchada y el cielo se interese por ti,  no calles tu voz hasta que la justicia del Padre salga a tu defensa, porque escrito está, Dios se levantará por el gemido de los pobres, el clamor de los pobres y el temor de los justos, esfuérzate tú y aliéntese tu espíritu porque la hora  ha llegado de pasar al otro lado, y ver los milagros más gloriosos que has deseado en tu vida.



NO temas, cuando llegues a la edad avanzada y miras en tu historial que nada has logrado en la vida, las fuerzas se agotan y no hay alternativa de levantarte, toma confianza y desata la palabra adecuada que dice:” los que confían en el Señor recibirán nuevas fuerzas”, así que confiaré que Él suplirá todas mis necesidades conforme a sus riquezas en gloria.



No temas y jamás pienses en darte el lujo de rendirte porque Dios no ha terminado su propósito en ti, y  esta leve tribulación es momentánea, no más que una leve brisa que sopla sobre ti, gózate, alégrate y levanta un cántico de victoria porque se han mudado las lluvias, terminó la tormenta y se oye la voz de tu amado que dice “ven muéstrate y salgamos al campo y allí te daré de mi bendiciones”.



No temas, cuando la maldad viene en contra de ti con toda su fuerza y se aprovecha de tus bondades y tu buen corazón, porque el Señor se reirá de ella, tomará venganza de la maldad y del hombre malo,  muy pronto verás el brazo extendido de Dios y no dejará raíz y rama en pie, porque así como es disipado el humo, lo hará el Señor sobre el poder de la maldad.



No temas, cuando veas a los gigantes correr con toda su furia sobre ti, no atienda  tu corazón el ruido de sus voces, el sonido de sus caballos,  porque Dios permitirá que se levanten sobre ti para hacerlos caer, así como cayó Goliat delante de David, uno por uno serán aplastados bajo la planta de tus pies y  tu edificarás las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.



No temas, porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo El Santo de Israel, el que tiene misericordia de ti. El derecho y la verdad serán cinto de tus lomos y diadema de honra sobre tu cabeza, vive el Señor que estas palabras son tuyas y harán cambios tremendos en tu vida, Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; El que contra ti conspirare, delante de ti caerá.



No temas, porque no has alcanzado las cosas por las cuales has esperado, llorado e incluso te han mantenido en integridad, solo es cuestión de tiempo. Aunque la visión tardara aún por un tiempo más,  espérala, ya se aproxima, Él no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, a su tiempo llegará, no tardará. Decreta sin temor  esta verdad sobre tu corazón E”l Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.”



No temas, y no olvides las palabra en Hageo, la cual te dice en este tiempo de escases y crisis económica, “Mía es la plata, y mío es el oro, dice el Señor el Dios de los ejércitos”. Si tu principio fue malo y escaso esta palabra es para ti, la gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho el Señor,  el Santo de Israel; y daré paz en este lugar, dice el Señor de los ejércitos.





No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, Sí, te sostendré con la diestra de mi justicia, yo soy un escudo para ti; tu recompensa será muy grande. Estad firmes y ved la salvación que el SEÑOR hará hoy por vosotros; porque los egipcios a quienes habéis visto hoy, no los volveréis a ver jamás. Cuando salgas a la batalla contra tus enemigos y veas caballos y carros, y pueblo más numeroso que tú, no tengas temor de ellos; porque el SEÑOR tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, Está Contigo.



temas, Así dice el SEÑOR: En tiempo propicio te he respondido, en día de salvación te he ayudado; te guardaré y te daré por pacto del pueblo, para restaurar la tierra, para repartir las heredades asoladas, He aquí, el Señor DIOS me ayuda; ¿quién es el que me condena? He aquí, todos ellos como un vestido se gastarán, la polilla se los comerá.







 Decreto

Que jamás me soltaré de las manos de Dios y por más crudo que sea el desierto y sienta que no lograré atravesarlo,  nunca me apartaré de sus mandamientos, al contrario lo amaré con toda mi fuerza y mi corazón, hoy decido abrazar una vida de obediencia y santidad delante de su presencia.  Me declaro culpable delante de su presencia, para que Él aplique el poder de su sangre, la fuerza de la restauración, los nutrientes activos de su misericordia y se acuerde que sólo soy un soplo de vida en la tierra de los vivientes.

 Decreto

Que soy hijo de Dios, nacido de su voluntad y que por su gran amor para conmigo me hizo partícipe de su naturaleza, poder y autoridad, que mi vida está en este planeta llamado tierra temporalmente, porque su decreto sobre mí es que yo fuí trasladado del reino de las tinieblas al reino de la luz y por la fe,  me sentó en los lugares celestiales a la diestra de su Amado Hijo, por esta razón declaro que si Él está conmigo,  el cielo está dentro de mí y la plenitud de su poder opera milagrosamente en la gracia que  me ha dado.

Decreto

Y anuncio a los cuatro vientos que lo que sucedió en la cruz del calvario es real, que es consumado, es la evidencia eterna que Él pagó por mí, haciéndome una persona completamente libre, sin ninguna conexión con los hombres o las entidades espirituales de maldad, por esta verdad declaro que no soy esclavo del pasado, que los obstáculos de sombra de muerte, enfermedad, miseria, pobreza, ansiedad, no me detendrán, antes bien, afirmo mi fe en todos los beneficios que tengo por ser su hijo, real sacerdote, nación santa, y participante juntamente con Jesús, de todas las riquezas del Padre, mi confianza y fortaleza estarán en Él. Amén

 Decreto

Que mi carrera correré y tu rostro veré, porque quiero vivir en tu gracia,  beber de la abundancia de tu amor y misericordia, porque sé que no es con fuerza sino por tu Santo Espíritu que me hará vivir en tu gracia, hoy lo he determinado que correré mi carrera con gozo y alegría, porque no hay otro como tú, eres mi prosperidad, sé que tu mano está allí para levantarme siempre. Fiel, verdadero y soberano, hemos visto que eres bueno, tus camino son perfectos y no me apartaré jamás de ellos,  porque todo lo que hago tú lo prosperas, sopla en mí hasta que huyan las sombras y ligaduras de muerte y pueda amarte sin  reservas.

 Decreto

Que habrá un lugar para mí delante de tu presencia, que no pasaré por alto delante de tus ojos,  que habrá un trato diferente de Dios para mi familia, que Él es y será mi fuerza, me levantará del polvo y en lugares altos me podrá, estaré donde el enemigo no llega ni me toca.  Bendita sea la bondad y favor del Altísimo que se fijó en mí y me ha puesto por cabeza de naciones y le ha placido poner debajo de mis pies,  principados y potestades de maldad, destinados por Dios a no hacerme daño.  Declaro una fuerza extra para mi vida,  una nueva estación, nueva unción y una dimensión sobrenatural con el solo propósito de agradarlo a Él, todos los días de mi vida.

Decreto

Que la miseria se irá de mi vida, el turbión, los vientos contrarios y la voz amedrentadora de mis enemigos no lograrán su propósito, adapto la palabra de vida, de victoria, de fortaleza sobre mi corazón por cuanto en Él ha puesto su amor en mí, y me  pondrá en alta estima.

Decreto

La fe de Abraham en mi vida, para desatar gracia sobre gracia,  esperanza contra esperanza y no debilitarme a pesar de que las cosas no salgan de acuerdo a lo planeado, sino al designio de Dios, aunque no vea el sol brillar,  aunque  las noches no terminen y sus juicios de corrección caigan sobre mí,  yo, por el amor que tengo hacia Él, pueda creer que Él está en control,  aunque no lo vea,  no me preocuparé por su silencio porque cada una de sus promesas son como si Él me hablara y me dijera: “Estas palabras que he puesto en tu corazón serán para ti un refugio permanente en tiempo de angustia”.  Así que nunca más dudaré de la fuerza de sus promesas en mi corazón.

Decreto 

Que Dios visitará con su gran amor y misericordia mi vida, para restaurarme y ponerme en los mejores lugares de su gloria,  perdonará mis pecados, rebeliones e iniquidades, con lazos de amor y cuerdas de misericordia me atraerá a su presencia, no harán escarnio los demonios en mi vida y no seré burla de los hombres cuando caiga,  porque Dios me levantará porque aunque débil soy, no he negado su nombre y tampoco he besado dioses extraños sino en su nombre he confiado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada