Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

martes, 17 de julio de 2012

HOY ME LEVANTARE Y DECLARARE

Hoy Me Levantaré con la emoción que siente un niño al recibir un juguete, con el agradecimiento que siente el pobre al recibir ayuda, con la determinación que tiene un soldado al ir a la guerra, con la alegría que siente una madre al ver a su hijo recién nacido, con la fe que tiene un constructor al poner la primera piedra, porque este día lo hizo Dios para bendecirme, proveerme, sanarme, protegerme, para amarme y perdonarme. Lo viviré intensamente, buscando más de mi Padre, dando y compartiendo, declarando que Hoy es el día de mi Milagro!!!


Danae de Martínez
"Yo soy una mujer de Bendición"
Ministerio Mujeres que Bendicen
17 DE JULIO DEL 2012
DECRETO
Que me levantaré para sacudirme el polvo de mi cautividad, quitaré la cadena de mi cuello. Porque hoy se quebrará, definitivamente el yugo de mis cargas, el báculo de mis hombros, y la vara de mi opresor, Y sucederá en este día que la carga espiritual, económica, de iniquidad será quitada definitivamente de mis hombros y su yugo de la cerviz, y el yugo será quebrado a causa de la unción. El árbol del campo dará su fruto y la tierra dará sus productos, y yo estaré seguro en la tierra. Y sabré que ÉL es el SEÑOR cuando quiebre las varas opresoras de mi yugo y me libre de la mano de los que me han esclavizado y con su poder seré levantado del polvo donde fui postrado y humillado.
DECRETO
Que me levantaré para recibir mi heredad, el pago de mi fidelidad y perseverancia delante del Señor. Viviré un verdadero compromiso con Dios. Me enfocaré con autoridad a mi responsabilidad y tendré diligencia en todas mis acciones. No permitiré que Satanás ni las cosas de este mundo ganen ventaja, me distraigan y me hagan perder el objetivo fundamental de mi fe. Es posible que el tropiezo me haya desanimado en continuar adelante con lo que me había propuesto, y creí que ya había superado muchas cosas, pero me doy cuenta que aun no, que estoy lleno de debilidad pero me amparo bajo la verdad que dice si siete veces cae el justo siete veces será levantado.

DECRETO
Que me levantaré porque Dios conoce mi corazón arrepentido, las buenas intenciones que tengo, la disposición de servirle y el deseo de agradarle y serle fiel. NO puedo darme el lujo de seguir tropezando con una vida cristiana deficiente. Por lo tanto pondré todo mi empeño en cambiar mis malos hábitos, renunciaré a todo aquello que corta mi comunión con Dios, lo que me arrastra y me pone en una postura de caer y quedar sin fuerza. Determino hoy que no volveré atrás, tomaré el compromiso y el tiempo para cultivar una vida espiritual, sana y comprometida con el Señor, llena de fruto de justicia que confiese su nombre, y pueda dar buen testimonio para siempre.
DECRETO
Que me levantaré de la postura de un derrotado, frustrado, fracasado, de alguien cuyas alas han sido cortadas por todo tipo de circunstancias, todavía estoy vivo, yo se que en el desierto, aunque sea estéril, nunca está solitario Dios está allí aunque todo parezca oscuro. Estoy convencido de lo especial que soy para Dios extenderé mis manos, para recibir lo que ha de venir, escucho el estruendo que algo se acerca, lo puedo sentir!! Una palabra arde fuerte en mí desafiándome a tomar mi herencia, usar mis dones, tomar a autoridad, ensanchar mi lugar porque pronto creceré, y volaré como águila y en mis alturas veré cosas aún mayores.

DECRETO
Que me levantaré; Dios me promete: “Tienes mi favor, y yo te voy a dar lo que nunca tuviste, lo que nunca pediste yo lo voy a soltar sobre tu vida. Creo que Dios está a mi favor siempre porque me ama y por eso Dios va a pelear por mi; Dios va a velar por mi; no sé cuánta gente esté en contra, pero lo más importante es que Él está conmigo afirmándome: "Yo te voy a respaldar, yo te lo voy a dar". En el mundo podré ir a pedir algo que quiera y me dirán que no, pero Dios me dirá: "yo sí estoy de acuerdo". Podrán los diagnósticos decir: "enfermo terminal", pero Dios va a decir: "por mis llagas yo te he sanado"; podrá decir todo el mundo: "no hay solución", pero Dios me dirá: "Aún en el desierto yo te voy a mostrar que estoy a tu favor."

DECRETO
Que me levantaré porque Dios me abrirá puertas, y me enseñará como entrar, aunque tenga pocas fuerzas ÉL me ayudará, mis puertas estarán de continuo abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche, para que por ellas sean traídas a mí, todas las riquezas de los gentiles, y conducidos sus reyes. Y aunque, tal vez esté espiritual o emocionalmente postrado como aquel paralítico, esperando el “movimiento de las aguas” para ser sano, para salir de esa situación, para llenar mi necesidad. Pero, ¿por qué no me habré dado cuenta?, ese que está a mi lado es Jesús, esa voz que oigo es la suya, esas palabras sencillas tienen el poder, sólo tengo que levantarme por la fe. Entonces, No Esperaré!! Él dijo “Toma tu lecho y anda”, El lo ordena. No desperdiciaré más tiempo esperando por el ángel que remueva el estanque de mi imposible situación. No me consumiré rumiando la frustración por las oportunidades perdidas. Creeré que ahora es el momento. Me Levantaré por la fe, y Él hará el milagro!!
DECRETO
Que me levantaré por la promesa divina que dice “Yo los traeré a mi santo monte, y los alegraré en mi casa de oración. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos. Entonces lo verás y resplandecerás, y se estremecerá y se regocijará tu corazón, porque vendrá sobre ti la abundancia del mar, las riquezas de las naciones vendrán a ti. No se oirá hablar más de violencia en tu tierra, ni de desolación, ni de destrucción dentro de tus límites; sino que llamarás a tus murallas salvación y a tus puertas alabanza Y vosotros seréis llamados sacerdotes del SEÑOR; ministros de nuestro Dios se os llamará. Comeréis las riquezas de las naciones, y en su gloria os jactaréis”. Isaías 60. 61

DECRETO
Que me levantaré, no para que mi pelo sea cortado como Sansón, maldecir a mi familia como Noé, para correr de la malvada Jezabel como Elías, o para subir la cuesta de los olivos descalzo y llorando como David, me levantaré para salir del chiquero del pecado, correr a la casa de mi padre, lo haré para perdonar a todos los que sin causa me persiguen para destruirme, me levantaré porque soy un necesitado, uno que no puede vivir sin su presencia, Como están los ojos de los esclavos fijos en las manos de sus señores, así están nuestros ojos en el Señor, Dios nuestro, esperando su misericordia.

DECRETO
Que me levantaré y le diré al Señor: Escucha mi clamor, porque estoy muy afligido. Líbrame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo. Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; no quiero extender mi mano para dañar a los hombres, antes bien, la extiendo delante de ti, expongo mi queja, ante ti, manifiesto mi angustia. No acariciaré más en mi pecho, todo lo que me destruye, ni tendré por más tiempo la aflicción agravándola con mi depresión y mis temores, ¡vive el que ama mi alma!, que la expondré delante de su Presencia, porque Él tiene cuidado de mí.

DECRETO
Que me levantaré de toda esclavitud del imperio, de los hombres y sus demonios, no seré esclavo, prisionero de guerra, convicto a causa de alguna deuda, no seré vendido para esclavo por maldiciones de mis padres, No nací para ser esclavo de nadie ni la burla de los hombres. No nací para ocupar un lugar ni un espacio de deshonra en la tierra. Fui creado para ser un servidor, un instrumento de servicio al Señor. No nací para obtener miseria, ni migajas, pedir prestado sin poder pagar, o estar arruinado y en miseria toda la vida, fui creado para dar y servir. El propósito en mi vida cumpliré, y a mis hermanos en el reino ayudaré para servir a Cristo, que es nuestro modelo a seguir.
DECRETO
Que me levantaré porque todos mis enemigos serán arados como tierra seca del campo, y vendrán a ser como montones de ruinas, hasta que su yugo sea quebrado totalmente. Todas las palabras que anuncien, guerra, aflicción, pestilencia en contra de nuestra heredad, caerán sobre ellos mismos y su consejo no entrará en la paz de mi alma. En nombre de Jesús, sean deshechas y queden sin efecto, en cadenas serán atados y en cárceles de máxima seguridad serán apresados, porque Dios se reirá de ellos por cuanto alzaron sus manos para hacer daño.

DECRETO
Que me levantaré porque será publicado un decreto que hará ruido y mi corazón rebosará de alegría porque Dios está conmigo como poderoso gigante, los que me persiguen tropezarán y no prevalecerán, serán avergonzados en gran manera, por amor a mí, tú los entregarás a perpetua confusión, y en cárceles de oscuridad serán encerrados, te bendigo y te doy gracias porque tú me permitirás ver tu venganza de forma definitiva sobre ellos, porque en Ti he puesto toda mi confianza. Nunca más seré avergonzado, ni la burla de mis enemigos porque hoy tomaré las cinco piedras de David, y con la dirección del Espíritu Santo y las arrojaré sobre sus cabezas, y de quien se levante, si logrará hacerlo después de su caída, yo me reiré y me gozaré porque no fue capaz de vencerme porque Dios está conmigo como una fortaleza.

DECRETO
Que me levantaré, que el Santo de Israel el único y sabio Dios, enviará sobre mí una palabra que será como medicina a mi alma y como la llave de lo sobrenatural, será como un manto de fortaleza, tan fuerte que su voz se oirá como el estruendo de muchas aguas, como el sonido del monte Sinaí, y mientras El hable, callaré delante de su presencia, recobraré mis fuerzas se alentará mi débil corazón para que sean revelados los secretos más íntimos de mi corazón y expuestos delante de su palabra para que ella sea la vida que sustente mi espíritu y levante la fe que producirá el milagro de mi vida. Yo vengo en acuerdo con los cielos para declarar tu gloria, tomar esta gracia en mis manos, porque con ella abriré las puertas de generaciones desataré en mí los misterios, para traer el cielo aquí abajo al seno de mi corazón. Este día doblaré mis rodillas y volveré mi rostro delante de ti hacia el lugar donde habita Tu gloria para decirte, te ruego, oh Dios Altísimo, que hagas memoria que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan, y lloraré delante de tu rostro, para que cambies la sentencia de muerte, por días de vida, y buena salud. Por amor a tu buen nombre, en este día, manda a un profeta con palabra de vida que me diga: Así dice el Señor, el Dios de David tu padre: “Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa del Señor. Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano de los príncipes de las tinieblas y los dioses de la tierra.”
DECRETO
Decreto que me levantaré porque tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro se escribieron todos los días que me fueron dados, cuando no existía ni uno solo de ellos. Declaro que no dejaré caer a tierra ninguna de tus palabras y sin temor le hablaré a los perversos hombres, como Saúl que abandonaron tu ley y mandamientos. No me temblarán las rodillas para tomar autoridad sobre principados y potestades de las tinieblas. ". Edificarás casas, y morarás en ellas; plantarás viñas, y comerás el fruto de ellas. No edificarás para que otro habite, ni plantarás para que otro coma; porque según los días de los árboles, serán los días de ti que has hallado gracia delante de Dios, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. Haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos. Y mamarás la leche de las naciones, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo tu Señor soy el Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob.” Isaías 60:15-16”.
Únete al grupo de facebook http://www.facebook.com/#!/groups/107708955942345/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada