Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

martes, 13 de diciembre de 2011

13 de diciembre 2011

ndigo al Eterno porque tu vida está escondida con Cristo en Dios,  y nada, ni nadie podrá separarte de su amor, de su mano,  de su misericordia que es mejor que la vida, de su victoria que es tuya, ninguna cosa creada,  quitará la unción que el Espíritu Santo, ha derramado sobre ti, y la misma unción que llenó la vida de Jesús, el Hijo del Dios Altísimo, sea en ti, rompiendo los yugos de iniquidad, de maldición, de tormento, de ruina, de derrota, y aunque estés atravesando el día malo, el día del dolor, de la enfermedad, o  quizá al  cruzar el desierto de la vida, cuando sientes que tu corazón desfallece  a causa de la aflicción, y no encuentras consuelo, el Eterno tendrá un trato de amor, de paz, de misericordia para sus hijos, encontrarás el bien, su fortaleza y su poder. 



El saldrá a tu encuentro y te dará un oasis de esperanza en medio de tu aflicción, de tu dolor, El tiene el control de todas las cosas, El Padre no te dejará soportar más de lo que puedas cargar, y desde su santuario enviará su ayuda, nos defenderá, peleará nuestras batallas, y nuestro Dios de amor levantará bandera sobre nosotros, sus hijos, y hará resplandecer su rostro en medio de ellos.





Declaro que ningún problema, ningún peligro, circunstancia, o cosa creada,  por la  cual estés atravesando, te podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús. Ninguna adversidad hará que apartes  tu mirada y tu confianza de Dios, del Dios  bueno y misericordioso, que es nuestro Padre. Declaro que todo lo que pase en mi vida, me ayudará para bien,  conforme al propósito que Dios, de antemano diseñó, yo caminaré victorioso sin desmayar, pues todo lo que   Dios  permite,  obrará para mi bien.



Los problemas son  temporales,  solo es cuestión de tiempo, la  solución y la respuesta,  no se hará esperar, porque  como es levantado el polvo de la tierra, por los fuertes vientos,  así disipará el Señor tus angustias, tus tribulaciones y serán  polvo delante de ti. Dios mismo, te dará una salida favorable,  y no  desmayarás en el día de la  aflicción.  Nunca lo olvides, El es poderoso gigante, que va delante de ti, trayendo victoria, esperanza, paz, derrotando a tus enemigos, porque  los venció en la cruz del calvario.



Decreto que ni la muerte, ni la vida, ningún ángel, ninguna potestad, o principado, ni lo presente, ni lo por venir, nada  separará mi vida, ni la de mis hijos, ni mis generaciones del amor de Dios, hoy declaro que su gozo, su bendición, su unción,  su fortaleza, su victoria, serán escudo alrededor de mi, y aunque esté en medio de los desiertos de la vida, El me  sustentará con maná, el agua brotará  de la peña, el desierto es solo pasajero,  su gloria será  iluminando las oscuras noches del desierto y durante el día, la nube de su presencia, manifiesta su  poder trayendo refrigerio.



Bendigo tu vida porque a pesar de las circunstancias adversas, Dios extenderá su mano sobre ti y nunca te faltará el aliento de su Espíritu,  su gracia te hará comprender que Él te ha llamado en justicia,  te sostendrá de tu mano derecha, te guardará,  te pondrá por pacto a su pueblo, por luz a las naciones, para que tu abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los pobres y de casa de prisión a los que moran en tinieblas, el Señor se despertará por ti y saldrá como  gigante, y como  guerrero despertará su celo; dará su grito de guerra, prevalecerá sobre sus enemigos, ya no más guardará silencio sobre ti,  sino que se oirá su voz como el sonido de muchas aguas, cree con todo tu corazón que  tu eres su especial tesoro, que eres como la niña de sus ojos, que naciste para conquistar los años venideros, las riquezas de ellos.

Decreto sobre ti,  tendrás la capacidad de tomar las mejores decisiones, en los momentos más difíciles de tu vida y por ello lograrás mantenerte estable y firme sin desmayar y no dañarás el futuro de tu familia, saldrás adelante,  en victoria,  con la  gracia, con la sabiduría y la inteligencia del Dios Eterno. El Espíritu Santo te guiará, a confiar Él, y  en cualquier situación difícil que te encuentres, nunca el enemigo ganará ventaja de tus debilidades, todo lo contrario, Dios será  tu refugio de noche y de día, tu escudo, tu retaguardia, te conceda el Señor tener el control, para dar pasos firmes y seguros para no caer abatido por las debilidades de tu alma, por las persecuciones de los hombres, o por la espada de tus enemigos, y así logres en medio de la  angustia, del  dolor,  escuchar  su voz que te dice, “No temas, yo estoy contigo y no te dejaré, ni te desampararé  porque soy  tu Dios, quien te esfuerza, no temas, porque, por más oscura que sea la noche, siempre habrá un rayo de mi luz admirable, que  iluminará todas tus esperanzas, y obtendrás mi reposo, mi bendición, mi confianza, solamente en mi presencia, solamente allí, encontrarás plenitud de gozo”.

Declaro que ninguna enfermedad, o dolor físico te separará de su presencia, y aunque estés pasando por el duro calvario de la enfermedad, o no puedas resistir  el  dolor, si te encuentras  postrado en una cama, con diversas enfermedades y no encuentras alivio en las noches y los días son de terrible angustia, o quizá en tu desesperación, todo el día esperas la muerte;  clamo por ti,  para que Dios te sustente en el lecho del dolor y encuentres la fe suficiente que active la luz de la esperanza, para tomar ánimo, se alimente tus fuerzas y por ellas soporten sin desmayar el dolor de tu cuerpo, espero que mis palabras se conviertan en bálsamo, en un aliado de bendición, que active el pacto y las promesas de Isaías 53 que dice, que El mismo llevó todas nuestras enfermedades, sufrió nuestros dolores y por sus llaga fuimos nosotros curados, pido a Dios un trato preferencial para ti y un voto de comprensión en tus seres queridos.



Decreto un tiempo de restauración para ti, muro de protección  y cerco de hierro sea la cobertura  de Dios en tu vida, se desvíe la envidia, la maldad, la injusticia de ti, jamás  tocarán la puerta de tu hogar,  trabajo,  empresa, o ministerio y  si las enfermedades, el hambre, la sequía, las plagas de Egipto, fuesen derramadas  en la tierra, éstas no te alcanzarán, porque Él preparará  un lugar de refugio para ti,  ningún mal te alcanzará, bajo las alas del Altísimo estarás seguro.  La sangre del pacto, esté en el dintel de tu puerta, y  la muerte no tendrá autoridad para tocar el propósito de Dios en ti, ni los tuyos  no quedarás postrado en tierra,  como alguien que no tenga quien lo defienda, ni se compadezca de él, tú saldrás del cautiverio, de la desesperanza, de la aflicción  y verás el sol brillar con más fuerza, Dios  exhibirá  su gloria,  su  poder  en medio de ti.



Decreto que el Dios  Israel, será la esperanza de su pueblo, la fortaleza de los débiles, el amparo de las viudas, quien saciará de pan al hambriento, Padre al huérfano, refugio al abatido, paz al atormentado, camino al errante,  quien tiene todo el poder de sanar, restaurar, afirmar, Él es  libertad al cautivo, da vista a los ciegos, Dueño del oro y la plata para tus necesidades financieras, El es tu pastor y nada te faltará, es tu roca donde no caerás, te pondrá en  una roca que es más alta que tú, más alta que tus sueños, más alta que tus propias aspiraciones, te pondrá en alto, te dará el sabor de la victoria, te dará la sensación del triunfo permanente, te pondrá en las alturas donde solamente los ganadores se posicionan.



Él es el Dios de los imposibles, Hacedor de milagros, El te dará consuelo, para que no desmaye tu abatido corazón, y se acordará de ti,  de la  fidelidad que has vivido desde tu juventud, de tus lágrimas y ruegos que has hecho en su presencia y honrará el pacto que hizo contigo.





Te bendigo porque irás  de poder en poder, de victoria en victoria  y verás cosas que nunca has visto, y caminarás por lugares, donde  tus pies nunca han andado, no temas porque Él es tu escudo, no desmayes porque Él es tu Dios que te esfuerza, siempre te ayudará,  siempre te sustentará, y bajo la sombra de su morada estarás confiado. Hoy determino que tú serás resistente a todo cambio de la vida, a las presiones del alma, a las malas influencias de los hombres, a los valles y desiertos, a los ataques de las tinieblas, porque tu perteneces a su Santo Espíritu y has sido diseñado, para que sostengas la promesa de Dios en tu vida.

Te Bendigo para que El Santo y Sublime, el que habita en la Eternidad cuyo nombre es el Santo de Israel, haga memoria de ti y de toda tu descendencia, El habitará  contigo, en morada de santidad y justicia y por esta gracia lograrás quebrantar tu espíritu y contristar tu corazón delante de su presencia, porque Él ha visto tus caminos; y Él será quien te sanará, y te pastoreará.   Tu destino está en las manos de Dios y es inevitable que el favor de Dios te alcance, para cumplir todas las cosas que de antemano han sido trazadas para tu bienestar.



Te bendigo porque conocerás el lado positivo del sufrimiento,  no lo veas como una sombra negra en tu vida, sino como un mensajero del cielo que te indica, que hay algo que necesita mejorarse, que es hora del cambio, que hay una oportunidad de  avanzar en la vida, y en  tu vida empezará a formarse una hermosa realidad, para crecer y elevar alas como águilas, y aunque es inevitable el sufrimiento, porque es parte bella de la vida, que nos hace recordar que somos vasos de barro, que podemos ser transformados y perdonados, y con nuevas posibilidades de vivir exitosamente en la tierra de los vivientes, te  bendigo para que entiendas que es una forma que nuestro padre usa para que recordemos que Él está en el cielo y nosotros en la tierra con la facilidad de clamar y tener respuesta favorable de sus múltiples misericordias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada