Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Dios me bendice con Restauración


                                10 de Septiembre 2013
DIOS ME BENDICE CON UN ESPIRITU DE RESTAURACION

Parque que Él mismo interfiere en la ceniza y escombros que han quedado de mi vida, será tan grande mi restauración que la gloria postrera será mayor que la primera y los que me miraron al principio se asombrarán de ver en mí el manto de justicia, la corona de honra, el agua limpia del espíritu y nadie pensará al verme rodeado de tanta gloria divina, que mi vida, fue un caos, que el dolor y la tristeza era el pan diario. Ahora soy una nueva criatura que canta como hija de Sion porque mi rey me mandó  a llamar para bendecirme.

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Porque ciertamente el poco de aceite, los cinco panes, el puño de harina y los escases de peces en el mar serán cosas del pasado, ya son historia, el mismo Dios ha dicho a todos los sedientos: “Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche”. Por esta razón, cobraré ánimo y no desmayará mi corazón, Ensancharé el sitio de mi tienda, y las cortinas de mis habitaciones serán extendidas; no seré escasa; alargaré mis cuerdas, y reforzaré mis estacas. Porque me extenderé a la mano derecha y a la mano izquierda; y mi descendencia heredará naciones, y habitarán las ciudades asoladas. No temeré, pues no seré confundida; y no seré humillada, porque no seré afrentada, sino que me olvidaré de la vergüenza de mi juventud, y de la afrenta de mi viudez no tendré más memoria.

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

El eterno hace memoria de todas mis oraciones y restaura personalmente todo lo que el enemigo y los hombres, por envidia, maldad e injusticia  me han robado, venga de su presencia los mejores tiempos de refrigerios, con el propósito que mi fe, perseverancia y amor hacia Él tomen un sentido diferente y cobren animo hasta ver la mano del señor operando con fuerza a mi favor y todo se normalice. Dios Bendice todos mis proyectos, mil bendiciones manda para todo lo que emprenda, decida hacer o toquen mis manos y la planta de mi pie, sea multiplicado, valorado, prosperado, exitoso, bendecido y reconocido.
Seré prosperada con la misma riqueza que Dios le otorgo a Abraham. Todo esto es el deseo de Dios para mí  y lo desata, porque quiere verme en la cima de todos mis sueños. El Señor recompensa mis oraciones y la fe con la cual lo busco, por su amor a mí, recuperaré todo lo que creía perdido. Tendré un buen inicio, y los errores que cometa serán mínimos, para que me sirvan como puente para lograr grandes cosas. El eterno Dios estará conmigo todos los días de mi vida venideros para impedir que el mal me trate de quitar lo que El ya me dio, de su mano  me llevará de Gloria en Gloria,

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Con un nuevo comienzo cada día. Si en algún momento fracasé, caí, me faltaron las fuerzas y la fe para creerle, hoy le pido al Dios todopoderoso que me muestre su camino y me de su gracia para que pueda empezar con nuevas fuerzas y logre todos los deseos que tiene mi  corazón conforme a su voluntad. El espíritu de gracia, de poder, amor, fortaleza, autoridad, revelación, sabiduría, inteligencia, conocimiento, dominio propio, lleguen en un solo día sobre mí,  para que sean abiertas delante de mí, de toda mi familia y descendencia, las fuentes de su gloria y de toda su misericordia y prospere con la obra de mis manos.

 


DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN MATRIMONIAL

Padre Eterno: acudo a ti como una voz que clama en el desierto, para pedirte la restauración de mi matrimonio, poniendo delante de ti toda situación matrimonial, los desacuerdos, los problemas que tenemos, el dolor que nos hemos causado mutuamente. Pongo delante de ti cada situación pasada que tal vez hasta hoy no se ha podido superar, y por lo tanto hay falta de perdón, Hoy, Padre Santo, con humildad delante de ti, pido, suplico que sanes, recuperes, mi unión, que vengas a mi matrimonio, irrumpas en él, y nos cambies, nos transformes. Sean alejadas, las influencias de Luzbel, los desacuerdos del alma, la incompatibilidad de caracteres, estén muy lejos de nuestro matrimonio el desamor, la amargura, los pleitos, los desacuerdos, el adulterio, el divorcio, el engaño, el fraude. En esta hora, ato y le  hablo a todo espíritu de violencia, que no tendrá influencia, no logrará su objetivo porque las muchas aguas no podrán apagar el amor ni lo ahogarán los muchos problemas. Espíritu de violencia te sujeto ahora, te retengo, te ato y echo fuera, en el nombre de Jesús. Te vas de mi hogar, de mi matrimonio, te someto al poder y autoridad de Cristo Jesús. No avanzarás ni prosperarás nunca más en mi matrimonio, hoy te sujeto para siempre, y te debilitas ahora mismo, quedas sin fuerzas, quedas sin poder en mi casa, ya no provocarás escándalos, ni golpes, ni gritos. Nunca más habrá abusos en mi hogar porque el gobierno, el poder, el dominio y la autoridad de Dios están sobre mi casa desde ahora y para siempre.

 

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN SOBRE MIS HIJOS

Te presento ahora, la vida de mis hijos.  Tú conoces a cada uno de ellos, tú sabes sus situaciones, sus problemas y debilidades.  Tú sabes sus pecados, tú lo sabes todo mi Señor. Pero, independientemente de todo esto, hoy confiadamente estoy ante tu presencia reclamándolos, arrebatándolos a ellos para tu reino bendito. Los consagro, dedico a ti la vida de mis hijos y los declaro escogidos para tu servicio. Estoy apartándolos del fuego y las tinieblas,  estoy suplicando por ellos y confío que tú, Dios mío, eres propicio hoy a mi oración. Hoy profetizo que ellos te amarán con todo su corazón, con todas sus fuerzas, con toda su alma. Te respetarán, serán obedientes a ti y te servirán con alegría. Y tú los guardarás de todo mal todos los días de sus vidas. Serán alejados todos y cada uno de mis hijos de los malos caminos, de las malas amistades, de las malas compañías, de los malos consejos, siempre estarán alejados de los vicios, de la inmoralidad sexual, de la homosexualidad, de la pornografía, de falsas religiones, de sectas, tú los tienes siempre cubiertos con tu sangre divina. Sean todos y cada uno de ellos alejados del desgano, de la pereza, del ocio de la irresponsabilidad, Sean alejados de la cárcel, de tener problemas con la ley, de la vergüenza y la humillación, Nunca tengan que huir de la casa, nunca tengan que abandonar el hogar en fuga, ni salir corriendo. Los protejas siempre del hombre malo, del perverso, del ladrón, de todo peligro, violencia, accidentes, enfermedad, guerras, injusticias. Al querer hacer sus vidas,  saldrán de mi hogar con bendición. Te pido sean siempre llenos de amor, obedientes y sujetos a papá y a mamá y nunca nos deshonren para que así tengan larga vida y todo les vaya bien.

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Para aliviar, el dolor y las heridas provocadas por los hombres,  se borre de mi corazón la imagen de todos aquellos que me han lastimado, por su amor, Él devuelva el gozo y la alegría en mi corazón, restaure mi ministerio, el deseo de buscarlo y vivir en santidad, fluya un nuevo corazón y un espíritu recto delante de Dios. Todos mis días se conviertan en alegría y con un mayor entusiasmo para creer que todos los años que no disfruté de algo, el Señor por amor a mí, lo traerá para que ahora lo disfrute y logre permanecer firme sin desmayar hasta que vea el cumplimiento de todas sus promesas en mi vida. Porque hoy es día de buenas nuevas, mis destructores se van, los hombres malos que fueron sobornados para destruir el plan de Dios abandonan en lugar de ataque, las huestes de maldad destinadas a destruir y devastar mi tienda, robar mi trigo y consumir mi leche y mi miel, han mandado su carta de retirada, porque han visto al Cordero inmolado, al León de Judá, al abrigo del Altísimo, sus millares de ángeles, los cuatro vientos de Dios y nubes de gloria sobre mi y en su consejo dijeron es difícil tocar a esta ungida de Dios, no hay tal fuerza en todo nuestro ejército de maldad, preferimos retirarnos porque con ella está la mano del gran Dios Todo Poderoso que la defiende y desde su santa morada y le envía ayuda, lo que nos hace imposible tocarla.

 

DIOS ME BENDICE CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Cuando sienta que el mundo se me desploma y me abandonan todos mis seres queridos y no encuentre consuelo y las fuerzas se agotan, sonreiré y daré un poco de oxígeno a mi débil corazón. Por favor Señor dale una muestra de tu victoria a todos aquellos que buscan en mi rostro la derrota, sonreiré aunque sea lo último que haga. No desmayaré en este tiempo porque yo sé que tu vara y tu cayado me infundirán aliento, estoy satisfecha de no ser una mujer derrotada, amargada, sino una poderosa mujer de fe, que saca fuerzas de donde no había para vivir confiada, agradecida y feliz.   La sonrisa es el regalo que Dios nos dejó para compartirlo con todos, es la luz de nuestro rostro, la que nos abre muchas puertas, la que genera actitudes positivas y la que nos alista el camino para llegar a los demás. Una sonrisa cuesta poco y produce mucho. No empobrece a quien la da y enriquece a quien la recibe, dura solo un instante y puede perdurar en el  recuerdo eternamente, es la señal externa de la amistad profunda, nadie hay tan rico que pueda vivir sin ella, y nadie tan pobre que  no la merezca. Una sonrisa alivia el cansancio, renueva las fuerzas y es consuelo en la tristeza. Por lo tanto me animaré a sonreír porque es algo maravilloso, ejercita los músculos de la cara, manteniéndonos jóvenes ¡Una sonrisa es mejor que una crema facial!

DIOS ME DA UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Por la gracia de Aquel que tiene poder y autoridad para sanar mi cuerpo,  el que dijo: “Yo estaré en medio de ti como tu sanador y vendaré tus heridas y te sanaré de pura gracia.” Declaro una inquebrantable salud sobre mi vida, con un cuerpo sano,  hígado un colon, un corazón, cada uno de mis órganos funcionando  perfectamente.   Oh Padre de misericordia y Dios de toda sanación, vengo ante ti como tu hija, con gran necesidad de tu ayuda. Muchos de mis problemas y necesidades físicas relacionadas con la salud, han sido causados por mis propias faltas, negligencias y pecados, otras las he recibido a través de mi árbol genealógico. Señor Jesús, te suplico humildemente que entres nuevamente dentro de mi pasado, en el momento de mi concepción, y borres los pecados de mis padres y abuelos, especialmente los pecados que me han expuesto a enfermedades y defectos genéticos y físicos. Te pido que pongas tu cruz entre mis padres y abuelos y todo antepasado y yo,  y que limpies completamente mi linaje familiar desde su inicio para que no quede ninguna mancha, ninguna secuela, ninguna mala herencia y comience una generación bendita que se prolongue a mis hijos nietos y bisnietos.

Precioso Señor Jesús, te pido por favor que mires con tu gran amor y misericordia mis necesidades relacionadas con mi salud física y emocional. Te pido que envíes a tus ángeles sanadores para que obren en cada aspecto de mi composición genética. Pido que sanes cada enfermedad y anormalidad en la química de mi cerebro y en todos los procesos de mis pensamientos donde pueda haber perturbaciones presentes. Sana todo el daño causado por la tensión, el descuido o el abuso de mi madre durante el embarazo. Quita, por favor, todos los genes defectuosos que hayan sufrido mutación y restaura mi composición genética a su condición original y adecuada. Tal y como tú me diseñaste.  Si los pecados de mis padres o abuelos me han expuesto a cualquier forma de enfermedad demoníaca o maldiciones generacionales heredadas, tomo, por el poder del Señor, Dios Todopoderoso, la espada del Espíritu y me declaro libre. Ordeno a todos los espíritus inmundos de enfermedad y dolencias que dejen mi cuerpo ahora mismo, y los echo al lago de fuego eterno.

Llamo a los ejércitos celestiales, a los ángeles de Dios, a rodear, proteger y limpiar con la luz santa del Creador, todas las áreas desocupadas por las fuerzas del mal. Le pido al Espíritu Santo que sane mi corazón, mente, cuerpo, alma y espíritu, llenándome hasta desbordar con la vida y el amor de mi Señor Jesucristo. Amén.

 

 

DIOS ME LLENA CON UN ESPÍRITU DE RESTAURACIÓN

Oh Señor Dios, eterno y todopoderoso, vengo ante ti con gran necesidad de tu misericordia. Eres el doctor y médico de mi alma. Te suplico humildemente que envíes tu poder sanador a cada área de mi ser que se encuentre herida. Rindo a ti toda mi falta de perdón, especialmente aquellos acontecimientos pasados en que permití que la cólera y la amargura se arraigaran, causando daño a mi salud física.  Pido tu gracia para perdonar a cada persona que me haya lastimado en el pasado. Perdono a mi padre y a mi madre y pido ser liberado de todas las formas de dolencias mentales, emocionales y psicológicas. Perdono a mis hermanos por su rivalidad, egoísmo y desunión que causaron conflictos dentro de nuestra familia. Perdono a mis amigos, compañeros de trabajo, vecinos y conocidos por todas sus acciones perjudiciales y palabras crueles que pronunciaron en mi contra.

Perdono a mi cónyuge, a mis hijos y a todos los miembros de mi familia cercanos y lejanos y pido tu gracia para cambiar todos los momentos donde no logré recibir el amor, afecto, atención, apoyo y  respeto que necesité. Perdono también a ex parejas, ex novios que lastimaron mi corazón, que me hayan arrastrado a hacer cosas que no eran correctas robando mi inocencia. Perdono la persona que violó mi pureza sexual, te pido ser  lavado por el poder purificador de tu amor. Me perdono mis errores y fracasos pasados, todo pecado, toda ofensa que pude cometer en contra tuya y de los demás, por los malos pasos y las malas decisiones que tomé y te pido me  libres de todas las consecuencias destructivas, culpabilidad, vergüenza y autoacusación.

Perdono a todos los que están en puestos de autoridad, sobre todo a los que me han tratado injustamente, como maestros, dueños de negocios, doctores, enfermeras, agentes de seguros, paramédicos, agentes de policía, oficiales del gobierno, antiguos patrones y miembros de la iglesia. Perdono a extraños, personas que no conozco más sin embargo me han maltratado, insultado, robado, y abusado. Perdono a mis enemigos, a los que había hecho voto de que nunca perdonaría, rompo esos votos ahora por el poder de tu nombre, Señor Jesús.

Por un acto de mi libre voluntad, elijo perdonar a todos, incluyendo a las personas que más me lastimaron. Me libero de los deseos de recibir una disculpa, de la necesidad de ser justificado por mis acciones y de mi necesidad de que otros reconozcan la injusticia. Oh Señor Jesús, entrego en tus manos misericordiosas la deuda de todas las heridas. Denuncio todas las formas de ira, amargura y resentimiento, y ordeno ahora a cada espíritu malvado que ha entrado en mi cuerpo por la falta de perdón que se vaya directamente a los pies de mi Señor Jesucristo.

Por el poder de tu Espíritu Santo, te pido Señor Jesús que me llenes de tu amor, paz, paciencia, amabilidad, generosidad y dominio propio. Que tu mano sanadora repose sobre mí mientras bendigo a todos los que me han herido. Y también tener la humildad de pedir perdón a todos los que he lastimado, maltratado, maldecido, humillado, deshonrado, acusado, robado, burlado, y si ya no estuvieran, Señor, te pido me perdones, me arrepiento de todo corazón y deseo ser bueno y compasivo con cada uno.   Dispuesto a perdonarles y a pedir perdón tal como tú me has perdonado. Pido que el poder sanador de tu amor fluya a través de cada célula de mi cuerpo y en las vidas de los que he perdonado y me han perdonado. Amén.

Únete al grupo de facebook http://www.facebook.com/#!/groups/107708955942345/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada