Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

martes, 11 de junio de 2013

NO ME RENDIRÉ


                                                                        11 DE JUNIO 2013

NO ME RENDIRÉ

Aunque la lucha es fuerte, cuando el silencio sea largo y el dolor fuerte y la presión de la vida esté en mi mente como una sombra oscura que me impide ver el nuevo amanecer y la fe se debilita, solo me aferraré a sus promesas y no se moverá mi fe hasta que se cumplan, aprenderé del diseño de Dios para que no cansarme, ni rendirme.

NO ME RENDIRÉ

 Si el mar no se abre y el enemigo me alcanza,  levantaré los ojos al cielo y gritaré a los cuatro vientos: “deténganse mis adversarios, no den un paso más hasta que Dios exhiba su poder y saque bandera por mí,” Dios permitirá que se acerquen para destruirlos y darle su carne a los buitres del desierto, usaré la unción para quebrar yugo, sujetar reyes y abrir puertas de milagros, de tesoros muy guardados, todo hará el Señor por mí. Amen  

NO ME RENDIRÉ

Porque la vida es como un soplo, como barro en sus manos, lirio del campo, aflicción de espíritu y llena de grandes dificultades,  Y la maldad reina en el corazón de los malos, más yo hoy ciño mis lomos, refuerzo mis fortaleza, levanto el vuelo, agudizo mis ojos, porque la hora de arrebatar la herencia es ahora, para ser vestido de justicia, para tener la llave del reino, por la fe anuncio que Dios me ha dado la fuerza del poder, el amor y el dominio propio ha hecho habitar en mi corazón, sigo adelante porque Él es eterno, la vida es gracia, la unción llena, el espíritu me guía, me llena de gozo y me pone en alto.

NO ME RENDIRÉ

Cuando el dinero falte, cuando aumenten las deudas, los compromisos son fuertes y Dios no responde, no perderé el control, como me enseña David en la biblia que los que esperan en Dios heredarán la tierra y se recrearán con abundancia de paz. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque Señor sostiene su mano.

NO ME RENDIRÉ

Si el mar se agita la barca se hunde y nadie me ayude, levantaré los ojos, miraré a lo lejos la llegada de Cristo en la cuarta vigilia, calmando la tormenta me sacará de las aguas y disipará los vientos, me levanto y creo que Él permite los momentos de angustia para glorificarse y esperar mi clamor para responderme, ya que me oirá en el día de angustia, en el mal tiempo. “En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal. En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra. Del azote de la lengua serás encubierto; No temerás la destrucción cuando viniere. De la destrucción y del hambre te reirás, Y no temerás de las fieras del campo; Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, Y las fieras del campo estarán en paz contigo. Sabrás que hay paz en tu tienda; Visitarás tu morada, y nada te faltará. Asimismo echarás de ver que tu descendencia es mucha, Y tu prole como la hierba de la tierra”. Job 5:19 – 25

 

NO ME RENDIRÉ

Cuando el amigo falte, la familia me olvide, el vecino se aleje, los criados no respondan y a quien ayudé con mucho esfuerzo me da la espalda, no tiraré la toalla y escucharé su voz aunque ellos me olviden, el Señor dice “yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpido; delante de mí están siempre tus muros”. Quizás diré por demás he trabajado, en vano y sin provecho he consumido mis fuerzas; pero mi causa está delante del Señor, y mi recompensa con mi Dios. No me desampares, oh Señor; Dios mío, no te alejes de mí. Apresúrate a ayudarme, Oh Señor, mi salvación y no te olvides de tu siervo que ama tu nombre. Amen

 

NO ME RENDIRÉ

Porque nada será fácil a causa de la aflicción y de la dura servidumbre, con dolor de alma como el pan, bajo el duro sol de la vida alcanzo mis sueños. Quizás tendré que llorar amargamente en las noches oscuras de la vida sin que nadie me consuele, preparo mi corazón y seré más fuerte que ellos porque  Los que buscan mi vida arman lazos, Y los que procuran mi mal hablan iniquidades, Y meditan fraudes todo el día. Usaré la estrategia para que no dañen mi alma diré a ellos “Mas yo, como si fuera sordo, no oigo; 
Y soy como mudo que no abro la boca.  Soy como hombre que no oye, 
Y en cuya boca no hay reprensiones. Porque guardando mi boca veré el fin de ellos y la justicia de Dios a mi favor para bien.”

 

NO ME RENDIRÉ

Por si tengo que atravesar los tres desiertos más duros de la vida:

1-     Es el que te introduce Dios y dice  “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído el Señor tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar mis mandamientos o no”.

2-      Es el que nos lleva a darle el control al alma, ya sea como Elías por el temor, o por las muchas heridas emocionales. “Y Elías  se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Señor, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”.

3-     Cuando pecamos delante Dios,  entramos a un desierto que nos hace sentir muy mal, esta fue la razón que llevó a David a decirle a Dios llorando y arrepentido  Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido. Esconde tu rostro de mis pecados,  Y borra todas mis maldades.”


Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.


NO ME RENDIRÉ

Cuando todo se traba, nada funciona, la fe se quiebra y el dinero falta, porque  solo hay una forma de levantarnos, retomar el vuelo estirar las alas y alcanzar los cielos, y es confiando en las promesas del Señor.  Porque es hora de recoger la cosecha, de trillar los campos llenos de trigo y almacenar en graneros generacionales el fruto de abundancia, me levantaré para recibir la multiforme cosecha la cual puede llegar como una promoción en el trabajo, o que aumente el valor de mi propiedad en el mercado.  Dios puede enviar un comprador cuando necesite vender, o proveer un trabajo más cerca de casa donde no necesite viajar tanto. Puede que reciba un premio de gran valor, reciba una herencia inesperada, o como de forma sobrenatural. Dios no tiene límites!!

NO ME RENDIRÉ

Porque Dios no ha terminado conmigo, su propósito en mí todavía no se ha cumplido, me quedan muchas cosas por ver, disfrutar, conquistar, sentir el aire fresco de la victoria y el reconocimiento de todo el esfuerzo que he hecho en la vida, no me rendiré, porque tendré salud para ver el desarrollo de mi familia, con gozo veré mi empresa crecer, tendré ánimo para viajar y buena salud para comer sin que nada me haga falta, Dios me usará para dar a los demás y me bendecirá todos los días de mi vida, amen. veré a mis nietos crecer, llegar a la edad adulta, graduarse con honor, y ser hombres y mujeres de bien en la tierra de los vivientes. Escucho su voz diciéndome “Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre y nunca más serás esclavo de nadie porque a libertad fuisteis llamados”.

Nada podrá esclavizar a mi familia,  mi hogar, mis finanzas, mis sueños y el propósito de Dios en mí. Escaparé como gacela y viviré libre de temores de deudas, y de saco roto, en el nombre de Jesús, Amén.

NO ME RENDIRÉ

Es el tiempo de recoger la cosecha, almacenarla en mis graneros, esperar la siembra y repetir los ciclos de bendición, hazme entender de donde viene la herida si viene de ti confirma a tu siervo las palabra que dice, “Venid, volvamos al SEÑOR. Pues Él nos ha desgarrado, y nos sanará; nos ha herido, y nos vendará. Ved ahora que yo, yo soy el Señor, y fuera de mí no hay Dios. Yo hago morir y hago vivir. Yo hiero y yo sano, y no hay quien pueda librar de mi mano. Yo sé que tu como Padre, tomará a su cargo la causa del afligido, y el derecho de los necesitados”. ...oh Dios, alza tu mano; No te olvides de los pobres y de los heridos por causa de tu nombre. Alienta mi alma ya que yo sé que El Señor curará y vendará las heridas de su pueblo. Entonces la luna alumbrará como el sol, y la luz del sol será siete veces más fuerte, como la luz de siete soles juntos. Deut. 32:39 Oseas 6:1 Isaías 30:6

 

NO ME RENDIRÉ

Cuando  atraviese el día del dolor, el día malo, en donde mi alma entre en aflicción, por la pérdida de mi trabajo, la muerte de un familiar, una operación delicada, algún accidente de cualquier índole, incapacidad para afrontar  deudas, problema familiares difíciles de solucionar. Clamo por misericordia por cada siervo que no tenga quien le extienda la mano, que ha llegado a un punto en que le falta fuerza y su fe desmaye y por la multitud de sus problemas no pueda ordenar sus pensamientos, ayúdale a creer en tu promesa “¿Desechará el Señor para siempre, y no volverá más a sernos propicio? ¿Ha cesado para siempre su misericordia? ¿Se ha acabado perpetuamente su promesa? ¿Ha olvidado Dios el tener misericordia? ¿Ha encerrado con ira sus piedades, aunque el mundo se olvide de nosotros tu nunca nos olvidarás”. Salmo 77:7-9

NO ME RENDIRÉ

Para que Dios me tome en cuenta y haga de mi una persona de virtud, lleno del Espíritu Santo, de buen testimonio, lleno de verdad y de gracia, amante de lo bueno y aborrecedor de lo malo, lleno de sabiduría en todas las cosas, libre de mancha y apto para permanecer delante de Su santidad. Escogido y puesto en la lista de aquellos que serán visitados con una nueva unción y nueva gloria, Él se acuerda de mí y hará descender las aguas, devuelva los ríos a su lugar de origen y los vientos borrascosos de la vida sean disipados. Tengo un manto de protección, para que ninguna saeta, pestilencia, mortandad, enfermedad, miseria, derrota atraviese en núcleo de la paz de mi hogar, Dios despierta el espíritu de poder que ha hecho morar en mi para que nunca sea cola y sino como cabeza. Por mí Él destruya al jinete y al caballo, las murallas y a quienes las levantan.

Mi vida sea usada como un José para que les de comer a todas tu descendencia, vida y misericordia fluyan de mí, y cada día el Amado, a quien ama mi alma permanezca como firme ancla de fortaleza.  Amén y Amén!!

 

Únete al grupo de facebook http://www.facebook.com/#!/groups/107708955942345/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada