Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

martes, 16 de octubre de 2012

Hoy Renuncio 16 de octubre 2012


 16 DE OCTUBRE 2012

 

RENUNCIO

 Y echo fuera de mí a todo espíritu de traición, destrucción, muerte, esclavitud, ausencia de Dios, miseria, mendicidad, soltería, infelicidad matrimonial, viudez, orfandad, amargura, envejecimiento o muerte prematura, persecución, problemas con la justicia o las leyes humana, esterilidad, humillación, rechazo, insomnio, deseos de suicidio, aislamiento, locura, soledad, neurosis, depresión, obsesión, miedo, angustia, debilidad, enfermedades crónicas, invalidez, ceguera, sordera, mudez, falta de olfato, imposibilidad de saborear la comida, insensibilidad, celos, inconformidad, incapacidad para vivir, para  conseguir o conservar un trabajo, una pareja estable, un matrimonio o una familia.  

 

 

RENUNCIO

A toda incapacidad de ser una persona prospera, bendecida, económicamente estable, porque escrito está, que tengo derecho a entrar por la puerta que Él abrió para salvación y descanso de mi alma, tengo derecho como hijo a la herencia del padre, a los pactos y promesas que Él ha establecido, y esta vez no será como las otras, porque tengo un nivel mayor de fe, confianza en Dios, amplitud de espíritu, valentía y fuerza extra para tomar lo que es mío,  arrebatarlo del mismo infierno, y de la manos de los hombres.    Profetizo que seré prospero, que todo lo que toque, el Señor lo hará prosperar, multiplicar y ensanchar como la luz del firmamento.

 

RENUNCIO

A levantarme cada mañana  con lamentos, quejas, apatía, sin ningún interés de nada en la vida, porque tengo muchos sueños, miles de ilusiones de superarme, tener grandes logros y alcanzar  cada una de mis metas, porque no serán en vano los esfuerzos, los sacrificios que he hecho para llegar hasta donde estoy y en el nombre de Jesús nada me podrá derribar o vencer, ni apartar del fundamento de mi fe y de la convicción que tengo en Cristo.

 

RENUNCIO

Al dolor emocional,  ese terrible malestar que es mucho más difícil de soportar que el dolor físico. Es como una herida profunda que no se cierra, afectando el deseo de luchar, vivir, seguir adelante, pido al padre una corazón fuerte y no débil porque este dolor se alimenta del daño que ocasiona a las personas más allegadas a nosotros, duele enormemente, dejando huellas profundas en el alma y rechazo, se pierde la capacidad de ser restaurado, y de ponerse el vestido del perdón y el olvido divino.

RENUNCIO

A toda injusticia que han hecho los hombres en mi vida, despojándome de mi tiempo, mis finanzas, mi familia, apartándome de la sociedad, pediré con toda mi fuerza al Padre, y le diré abridme la puerta de la justicia y entraré por ella, alabaré a su nombre y me recrearé con gozo porque por esta es puerta del Señor solo los justos entrarán por ella como si estuviesen entrando al Templo.   Pido audiencia para un encuentro con Dios, y sentir que con solo acercarme a su santuario sagrado con el permiso divino, su presencia me inunda y se aclara mi visión, mi corazón, y me llena su paz al saber que todo tiene solución, que todo va a estar bien, que Dios tiene siempre el control.


RENUNCIO

Al daño provocado por una violación o abuso sexual que haya ocurrido en cualquier etapa de mi vida, anulo el derecho de cualquier espíritu inmundo  que pudo haber entrado por esta relación, a tal nivel que lleve abortar el privilegio de tener un vida normal, dañando la identidad sexual, dejando una vida llena de odio, culpabilidad, malos recuerdos, incapacidad de ser feliz, y creando un profundo abismo en alma.    Dios de  toda misericordia acuérdate de todos los que están pasando  por este trago amargo, cuya voz se hace callar por el mas dominante, levántate por el gemido de ellos, ven desde tu santa morada, para sanar sus heridas, restaurar sus almas y no permitas que se desvíen tomando una mala inclinación en su identidad sexual.

 

RENUNCIO

A morir antes de terminar el propósito de Dios en la tierra, ruego al Altísimo que ponga bajo cárceles de máxima seguridad al ángel de la muerte, desvíe la maldad de este espíritu para provocar un accidente de tránsito, ser asaltado, caer herido, recibir un  impacto de una bala, caer en un avión, tener un accidente en un tren o de un carro, o cualquier medio de transporte, morir ahogado o quemado, de paro respiratorio o cardiaco, o una enfermedad fulminante, a si como libraste a Jonás, salvaste a Daniel, le diste a Ezequías 15 años mas de vida, te ruego que lo haga con tu siervo, hazme habitar bajo el abrigo del Altísimo y bajo la sombre del Omnipotente. Te pido que la hora de mi partida sea pacífica, calmada y sin dolor, que tus ángeles rodeen mi lecho,  te lo pido en el nombre de tu hijo amado. Amén

 

RENUNCIO

Al temor que produce la soledad, a esa terrible sensación de quedarse solo en la vida, y sin nadie que me extienda la mano cuando llegue a ser un adulto mayor, determino hoy, delante de mi creador, que tendré suficiente gracia divina para que mi familia y mis seres queridos nunca me den la espalda ni me rechacen en ningunas de las etapas de mi vida, declaro que no terminaré en un asilo de ancianos sin que nadie se interese por mí, ni seré un estorbo, porque siempre confiaré en la promesas que está en tu palabra “Yo nunca te dejaré, siempre estaré contigo”.

RENUNCIO

A hacer las cosas mal,  a la incapacidad de retener las cosas buenas, a vivir siempre limitado y sin dinero en mis manos, renuncio a toda conmiseración, pobreza, escasez, envidiando la prosperidad  de otros, o llenado mi corazón de amargura al ver que nada bueno pasa en mi vida.  Declaro,  por la fe y la esperanza en Dios, que aunque haya vivido tiempos malos, HOY eso cambiará radicalmente, todo florecerá, reverdecerá, la plaga se quitará y se mostrará radiante  el camino al lugar Santísimo y será lleno de gloria.

 

RENUNCIO

Al poder, a la fuerza destructora del espíritu de culpabilidad, esa terrible sensación que me ata al pasado y me hace sentir el malo, el responsable de todos los desastres que suceden en mi familia, trabajo, o conmigo mismo, no acepto en ningún momento y nunca más, una culpabilidad, porque en Cristo soy perdonado, transformado y restaurado.

 

RENUNCIO

A estar cada día de mi vida en boca de la gente por causa de una deuda pendiente, ser desacreditado, porque bajo decreto y la gloria de Dios que me ampara, pagaré hasta el último centavo que debo, sea a los bancos,  a algún prestamista o alguna tarjeta de crédito.

 

RENUNCIO

Al control de Satanás, a todas sus fascinaciones, seducciones y mentiras, a toda práctica de brujería, magia blanca, negra, de cualquier color, santería, hechicería o vudú. A todo encantamiento, invocación y evocación de muertos, a espíritus custodios, guardianes cósmicos, ángeles protectores, espías, vigilantes, a seres espirituales nombrados "maestros de sabiduría", o a cualquier otro ser maléfico en forma oculta o manifiesta.  

 

RENUNCIO

A toda maldición, mal deseo, envidia, odio, rencor, resentimiento, codicia, avaricia, soborno, robo, fraude, despojo o enriquecimiento ilícito. A todo acto de orgullo, soberbia, prepotencia, vanidad y egolatría. A todo conocimiento de la nueva era, creencia en la reencarnación, esoterismo, metafísica, meditación trascendental, yoga, a todo acto de curanderismo, a las operaciones espirituales, hipnotismo con regresiones, estados de trance, etc.

 

 

 

RENUNCIO

A toda lujuria, aborto, adulterio, homosexualidad, bisexualidad, incesto, violación, pornografía, bestialismo, promiscuidad, orgias y prostitución. Y toda inclinación a los desordenes que puedan hacer desbordar la sexualidad.  

RENUNCIO

A todo acto o juego a la ouija, al control mental, al manejo del péndulo,  a toda clase de adivinación, sortilegio, lectura de cartas, café, hojas de té y caracoles, a toda forma de astrología, horóscopos o cartas astrales.

 

RENUNCIO

A los amuletos y talismanes, a las herraduras, pirámides, cuarzos, imanes, agujas, imágenes de santos mezcladas con tierra de panteón, velas y veladoras de colores "curadas", fetiches y representaciones de mí persona en cualquier material y forma que se encuentren enterrados o sean manipulados por mí mismo u otras personas.

 

 

RENUNCIO

A toda forma equivocada de "medicina alternativa" que bajo engaños haya ofrecido a mi ser al demonio. En el nombre de Jesús, renuncio, corto, destruyo y anulo a toda comida o bebida mezclada con brujería que haya yo ingerido, y a todo lo que haya sido tirado, rociado o untado en mi cuerpo, ropa, zapatos, casa, trabajo, negocio o cualquier pertenencia u objeto que esté cercano a mí, que haya sido maldecido o consagrado al mal, como  veladoras, fotos, ropa, tijeras, agujas, fetiches, entierros, amuletos, etc.

RENUNCIO

y echo fuera de mí a todo espíritu de alcoholismo o de cualquier otra adicción, de mal carácter, de falta de memoria, de falta de control y dominio de mí ser, malas palabras, irrealidad, inconsciencia, envidia, abandono, gula, suciedad, desorden, malos olores crónicos en mi cuerpo, ropa o casa, y renuncio a la  falta de fe, esperanza y oración.

RENUNCIO

A lo que en forma consciente o inconsciente haya hecho otra persona en mi nombre para obtener poderes, dinero, éxito, buena suerte o pretender saber el futuro, o bien para conseguir el amor y la salud o para tener dominio y control sobre personas, objetos, animales, lugares, espíritus y fuerzas de la naturaleza. Deshecho todo encantamiento que impida el ejercicio de mi sentido común, capacidad de juicio, entendimiento y voluntad.

  

RENUNCIO al rechazo de mis padres desde el instante de mi concepción y durante mi vida en el seno materno. Renuncio al mal que me causaron por intentar abortarme con yerbas, sustancias químicas o con objetos punzo cortantes. Renuncio a todo el rencor que tengo por el rechazo, si fui dado en adopción o abandonado sin haber conocido a mis padres biológicos y no acepto ninguna maldición pronunciada durante mi gestación.

 

RENUNCIO

Y anulo por las llagas de Jesús, a todo mandato de fracaso, muerte en vida y suicidio que pueda haber en mí, Hoy derroto a  la incapacidad para aceptar el amor de Dios, para aceptarme a mí mismo o a las personas que me rodean, a todo desánimo para estudiar, trabajar y ser feliz. Echo fuera de mí todo aquello con lo que haya intentado sustituir el amor y la confianza de Jesús. 

 

RENUNCIO

A todo lo que sea contrario a la salud, el respeto y la dignidad que como templo del Espíritu Santo necesita todo mi ser, a todo lo  que esté impidiendo relacionarme con Dios, conmigo mismo, con mi entorno de una forma normal, lo que me impida  tener una familia unida y un trabajo digno y bien remunerado. Declaro libertad de Dios en mi cuerpo, mi casa, mi trabajo y todas mis labores, estudios y todo lo que emprenda para superarme. 

Únete al grupo de facebook http://www.facebook.com/#!/groups/107708955942345/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada