Bienvenido

Bendiciones!! Que alegría saber que tenemos este espacio, como un oasis en el desierto, en donde encontremos y compartamos la palabra de Dios, Las buenas Nuevas y todo aquello que traiga bendición a nuestras vidas.

Espero lo disfruten!!

lunes, 18 de junio de 2012

DECRETO QUE LA VOLUNTAD DE DIOS ES..


              19 DE JUNIO 2012

DECRETO sobre la maldad del corazón del hombre que se ha ensanchado sobre mí para hacerme daño y destruir la estabilidad de mi vida, que no podrá conmigo, porque cuento con la ayuda del Señor y el respaldo del bien y la misericordia, su maldad se disipe como humo y vuele como polvo porque no logrará arrancar la paz de mi alma y la estabilidad de mi corazón, ya que mi fe y perseverancia son más fuertes que sus malas inclinaciones, por tanto le diré que el Dios Eterno prosperará mi camino , ensanchará mi territorio, me concederá los deseos de mi corazón y por eso, ella no tiene, ni tendrán jamás parte en mi vida.

DECRETO que el sustento de mis hijos ya está asegurado que mis tiempos temporales de escases no son más que el compás de espera para los tiempos de abundancia que están destinados para bendecirme, el pan llegará fresco todo el año sin disminuir la porción destinada para mí.

DECRETO que no traeré sobre mi vida la iniquidad de mis padres con cuerda de vanidad ni el pecado con yunta de carreta, tampoco me levantaré de mañana para seguir la embriaguez, miraré en mi corazón al Señor y consideraré la obra de sus manos, ruego al Padre amplitud de conocimiento porque no quiero ser llevado cautivo y dejar que se aleje de mi el sustentado de mi alma vive el Señor que seré apacentado según su costumbre, lo dilatado de su imperio no tendrá limites y no habrá más oscuridad en mi tiempo de angustia, pues mi fin será lleno de gloria y todos mis caminos serán prosperados.



DECRETO la verdad de su palabra y acepto que el Altísimo tendrá piedad de mí, escogerá a mi familia y la hará reposar en su presencia porque Él lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá?, y  su mano está extendida ¿Quién la hará retroceder? Quieta estará mi alma y reposado mi espíritu, porque tú guardarás en completa paz aquel cuyo corazón en ti persevera porque en ti está la fortaleza de los siglos. Destruirás a la muerte para siempre; y enjugará el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque el Señor, el Santo de Israel, lo ha dicho así.

DECRETO que nunca más miraré el problema como un gigante, como algo que no se puede solucionar porque en tu nombre lo venceré, lo solucionaré, ya que cuento con todas las herramientas divinas para vencer gigantes y cortarle su cabeza sin derecho a levantarse. Oh amado Padre celestial, ten misericordia de nosotros, en ti hemos esperado; tú brazo que nos ayude en cada mañana, sé también nuestra salvación en tiempo de tribulación.

DECRETO el día de la venganza del Señor, el cual será como Él lo ha establecido, destruirá al devorador, hará callar la boca de todos los que me maldicen sin causa, alejará de mi tienda la maldad, la consumirá como  paja en horno de aflicción, y condenará a los principados de maldad y con ella caerán sus príncipes de alta jerarquía hasta que vean y entiendan que el Santo de Israel no desampara la obra de sus manos y que su gloria con todo su resplandor no se apagará de noche ni de día, perpetuamente estará encendida, abierta; de generación en generación

DECRETO el consejo de Dios para ordenar mis pensamientos ya que con dirección sabia resolveré cada uno de mis problemas, pelearé mis batallas, conquistaré mis promesas, y haré de mi corazón una fortaleza en tiempos malos, porque el Señor, aumentará su bendición sobre nosotros; sobre nuestros hijos. Porque Si no me ayudara el Señor, pronto moraría mi alma en el silencio. Cuando yo decía: mi pie resbala, tu misericordia, oh Dios, me sustentaba. Te invocaré, y tú responderás; conmigo estarás en la angustia; me librarás y te glorificaré. Me saciarás de larga vida, y me mostrarás tu salvación.

DECRETO que hoy será un día diferente en mi vida que el Dios Altísimo hará que todas las cosas se faciliten sin esfuerzo alguno. El espíritu de la restauración llegará y desde mis escombros hará su extraña obra, todas las promesas de Dios en mi vida permanecerán en pie, no importa que tenga que atravesar el valle de lágrimas pues el Señor lo cambiará en alegría, no importa que tenga que ver a la muerte cara a cara,  el Señor me dará vida, no importa que tenga una perdida el Señor me dará miles de ganancias, no importa que tenga  que dejar algo bueno el Señor me dará algo mucho mejor, no importa que Satanás venga como río el espíritu de Dios levantará bandera.

DECRETO el propósito de Dios en mi vida en el cual Él me guiará con seguridad, de modo que no tenga temor; en un solo instante echará a mis enemigos delante de mí, les quitará el botín y lo regresará a mis manos. Nos apacentó conforme a la integridad de su corazón, y nos pastoreará con la pericia de sus manos y su amor. Enséñame tu lo que yo no veo; si hice mal, no lo haré más, lléname de tu temor para hacer lo recto lo bueno y lo verdadero con el propósito de no ser avergonzado delante de mis enemigos, has bien a tu siervo para que yo vea el bien de tu gloria.

DECRETO que lejos estará el consejo del enemigo, lejos de mis ojos y del entorno de mi familia, no entrará mi alma en su juego, porque Dios conoce mis caminos me probará y saldré como oro refinado, alejará de mi tienda la aflicción, el todo poderoso será mi defensa. Él, acabará lo que ha determinado para mí Verán los justos y se gozarán; “Porque he aquí que yo te he puesto en este día como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como muro de bronce contra toda esta tierra, contra los reyes de Judá, sus príncipes, sus sacerdotes, y el pueblo de la tierra.”

DECRETO Que por amor de Sion no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha. Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca del Eterno nombrará. Y serás corona de gloria en la mano del Altísimo, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo. Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada; sino que serás llamada Hefzi-bá, esto es mi deleite está en ella y tu tierra, Beula; esto es desposada, porque el amor del Eterno estará en ti, y tu tierra será desposada.

DECRETO Lo que Él Juró por su mano derecha, y por su poderoso brazo: Que jamás daré tu trigo por comida a tus enemigos, ni beberán los extraños el vino que es fruto de tu trabajo; sino que los que lo cosechan lo comerán, y alabarán a Jehová; y los que lo vendimian, lo beberán en los atrios de mi santuario.

DECRETO Que yo en gran manera me gozo en el Señor, mi alma se alegra en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones.

DECRETO Que atiendan a este llamado. Oídme, los que conocéis justicia, pueblo en cuyo corazón está mi ley. No temáis afrenta de hombre, ni desmayéis por sus ultrajes. Porque como a vestidura los comerá la polilla, como a lana los comerá gusano; pero mi justicia permanecerá perpetuamente, y mi salvación por siglos de siglos.

DECRETO Que esta profecía se cumple en mí. Y extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán; porque en mi ira te castigué, mas en mi buena voluntad tendré de ti misericordia. Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes.

DECRETO que Él me llamó desde El vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria. Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba; y me dijo: Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré.


DECRETO El tiempo aceptable para  oírme, y en el día de salvación ayudar y guardarme, y darme por pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para que heredes asoladas heredades; para que digas a los presos: Salid; y a los que están en tinieblas: Mostraos. En los caminos serán apacentados, y en todas las alturas tendrán sus pastos.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo sea instruido en el conocimiento de su palabra, con un corazón entendido y sabio lleno de habilidad, para hacer lo bueno lo recto y lo verdadero, porque tú eres mi Dios, Por tu nombre, oh Eterno, me vivificarás; Por tu justicia sacarás mi alma de angustia.



DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo reconozca que Él es la gloria de su potencia, Y por tu buena voluntad acrecentarás mi poder. Ya que tu deseo es que te bendiga y bendiga tus obras y exalte todo tu señorío y como resultado nacerá tu gloria sobre mí.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que nos Juntemos y oigamos esta verdad. ¿Quién hay entre ellos que anuncie estas cosas? Aquel a quien el Dios Eterno amó ejecutará su voluntad en Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que él quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Dios será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que tus puertas estén de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes Porque la nación o el reino que no te sirviere perecerá, y del todo será asolado.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que la gloria del Líbano venga sobre mi, cipreses, pinos y bojes juntamente, para decorar el lugar de mi santuario; y yo honraré el lugar de mis pies. Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel. En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos.



DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo suba al monte, y traiga madera, y reedifique la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Eterno. Si hago esto él enviara al profeta Hageo, por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo estoy con vosotros, dice el Señor el Santo de Israel.


DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo entienda que Él mi es escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová, Y él me respondió desde su monte santo. Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí. Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío; Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla; Los dientes de los perversos quebrantaste. La salvación es de Jehová; Sobre tu pueblo sea tu bendición.

DECRETO que la voluntad de Dios Como hijo suyo es que no padezcamos de hambre ni sed, ni el calor ni el sol nos afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas. Y convertiré en camino todos mis montes, y mis calzadas serán levantadas. He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim. Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque el Eterno ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo sea libre de las garras de faraón y de los lazos de Egipto para que yo le celebre fiesta a una distancia de camino y haga memoria de todas sus maravillas milagros y prodigios, y con voz en cuello cante que el Eterno es mi fortaleza, varón de guerra terrible en maravillosas hazañas, hacedor de maravillas.



DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo sea lleno de todo conocimiento de Dios, e inteligencia en toda letras, ciencia; y entendimiento, en toda visión en sueños, con un espíritu amplio de interpretar las revelaciones más profundas que Él da a los hijos del hombre.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que desde el día que yo vuelva mi rostro a buscar a Dios en oración, ruego,  ayuno, cilicio y ceniza, exalte el poderío de su nombre y confiese mi pecado y la iniquidad de mis padres, Él vendrá y me dirá desde el principio de tu ruego fue enviada la orden y por mi causa envié sus ángeles desde su lugar santísimo.

DECRETO que la voluntad de Dios Es de inclinar sus oído y oír, abrir sus ojos y mirar nuestra desolación y la ciudad sobre la cual invocamos tu nombre, con el pleno conocimiento que hacemos nuestros ruegos confiando en la multitud de tu misericordia, para que nos hagas caminar por camino derecho, nos permitas afligir nuestra alma, cubrir a nuestros hijos y tener estabilidad financiera.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que mientras avance en el camino me ocurran cosas sobrenaturales tales como milagros, prodigios y maravillas, porque he creído que tu palabra es lámpara para mis pies, vida para mis alma, que con solo pronunciarla , los ciegos ven, los mudos hablan y a los cautivos se le anuncia el día de su liberación.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo no perezca por falta de conocimiento y no sea vendido a la voluntad de hombres que no te conocen, sino que tu revelación me lleve al conocimiento, de la anchura, la longitud de su amor que precede a todo conocimiento.



DECRETO que la voluntad de Dios Es que mi hogar sea restaurado en todas sus áreas para que el buen pastor pastoree mi familia como el buen pastor que en la sequia sacia mi alma, llena de vigor mi vida y nos da nuevas fuerza, y conoceremos, y proseguiremos en conocer al señor, el buen pastor; como el alba está dispuesta a su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana. Hoy diré de mi hogar el Eterno le ha placido visitarme y ha dejado toda clase de bendiciones.

DECRETO que la voluntad de Dios Es sanar nuestras rebeliones, nos sanará de pura gracia, porque su ira se apartara de nosotros y Él será al igual que a Israel como roció; el florecerá como lirio y extenderá sus raíces como el Líbano y será su gloria como la de olivo y volveremos y nos meteremos debajo de sus sombra; y seremos vivificados como trigo, y floreceremos como la vid; y nuestro olor será como de vino del Líbano.

DECRETO que la voluntad de Dios Es responder cuando le busquemos de todo corazón, y nos dirá: He aquí yo os envió pan, mosto y aceite, y sereis saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones, las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite, veremos los años de su restitución, y nunca más seremos avergonzados. Amos 5:14

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo me acerque a Él para que vea el bien venir sobre mis puertas, mis ojos contemplen la caída de mis enemigos, y ver la llegada de los ricos del pueblo traer sus riquezas más valiosas al seno de mi hogar con temor y respeto dirán hemos visto que el Dios Eterno está contigo y por lo tanto venimos a bendecirte.





DECRETO que la voluntad de Dios Es que en paz me acueste y en paz me levante, que mi sueño sea placentero y sustancioso, libre del terror nocturno y de espanto repentino, su deseo es que al llegar la mañana yo disfrute de los beneficios del bien y la misericordia, que son los responsables de bendecirme cada día.

DECRETO que la voluntad de Dios Es llevarme al desierto, dejarme solo temporalmente, para tratar con mi vida y cumplir su palabra que dice por un breve momento te abandonaré pero luego te recogeré con grandes misericordia, nos bendecirá más que nuestro primer estado, porque la gloria postrera será mayor que la primera.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que no haya temor en mi corazón cuando Él decida tratar con la tierra, enviando hambre, peste, devastación y muerte porque Él me premiará conforme a mi justicia, conforme a la limpieza de mi corazón me guardará en su tabernáculo y no permitirá que el mal me alcance, porque Él me guardará conforme a la limpieza de corazón.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que permanezca en quietud, en reposo y descaso, para que venga mi fortaleza, y vea al abrir mis ojos que son más los que están conmigo que aquellos que están en mi contra, por amor a su nombre enviará un profeta que me diga estad quieto y ved la salvación del señor, porque mañana todos nuestros enemigos serán barridos como polvo.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que mi corazón viva en santidad y en obediencia abierto y atento a guardar todos sus mandamientos aquellos destinados para que yo los obedezca y me vaya bien en la tierra que Él me ha dado por herencia. Y será que la obediencia abrirá los cielos sobre mi desde su santuario me enviará ayuda, bendecirá el fruto de mi tierra y me llamarán amigo del Dios Altísimo, Padre Eterno.

DECRETO que la voluntad de Dios Que se publique este decreto ¿Será quitado el botín al valiente? ¿Será rescatado el cautivo de un tirano? Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.

DECRETO que la voluntad de Dios Es oír mi oración y ver mis lagrimas para librarme de la aflicción y añadirme días de vida en la tierra para ser librado del mal que rodea la cuidad y de los que acechan mi alma para destruirla, es tan cierta su voluntad sobre mí que su respaldo es que cada mañana me envía el bien y la misericordia.

DECRETO que la voluntad de Dios Que yo crea la verdad, que Él me ha puesto hoy como una ciudad fortificada, como una columna de hierro y como un muro de bronce contra todo el país; tanto para los reyes de las naciones, como para sus magistrados, para sus sacerdotes y para el pueblo de la tierra. Lucharán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estaré contigo para librarte, dice el Eterno.

DECRETO que la voluntad de Dios Quitar mi aflicción y aumentar al doble todas las cosas que habían sido mías y que vengan todo los que desean mi mal, parientes cercanos y lejanos, y todos los que antes me habían conocido, y coman pan en mi casa, y se conduelan de él, y me consuelen de todo aquel mal que el Dios Eterno trajo sobre mi; y cada uno de ellos entregue en mis manos una pieza de dinero y un anillo de oro. Y bendiga el Señor el postrer estado de mi vida más que el primero; por su gracia logre alcanzar catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas, y los tesoros muy guardados del cielo.

DECRETO que la voluntad de Dios Bendecirme como lo hizo con José, que se diga de mí las palabras de los reyes de la tierra, Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto. Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón; y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.

DECRETO que la voluntad de Dios Es darme lengua de sabio, para saber hablar palabras al cansado; despertar mañana tras mañana, Él despertara mi oído para que oigas como los sabios. Porque el Eterno me ayudará; ¿Quién hay que me condene? Si él es la roca de mi refugio.

DECRETO que la voluntad de Dios Es activar la palabra de Isaías 65:13 que dice. “He aquí que dice mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros tendréis vergüenza; he aquí mis siervos cantarán con júbilo de corazón, y vosotros clamareis por dolor del corazón y por el quebrantamiento de espíritu.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo me someta a una vida de obediencia y santidad, para abrirme el cielo, responder a mis oraciones y hacer grandes y poderosos milagros, no por mano humana, sino por su poder y misericordia, hacer de mí su hijo conforme a su corazón.



DECRETO que la voluntad de Dios Es introducirme por un ancho y vasto camino de desierto, para afligirme, para probarme, para saber lo que hay en mi corazón, si yo he de guardar o no sus mandamientos, me afligirá, me hará tener hambre y sed, a pesar de todo me sustentará y sobre todo me hará entender que no solo de pan vivirá el hombre sino de su  toda palabra que sale de su boca.

DECRETO que la voluntad de Dios Es que yo entienda que Él es el Eterno, mi Dios, mi refugio, mi roca fuerte, mi fortaleza que va delante de mí como fuego consumidor, destruirá y humillará delante de mí; a todos sus enemigos y a los que aborrecen mi nombre, los echará, y los destruirá enseguida como Él nos lo ha dicho

DECRETO que la voluntad de Dios Es que mi familia esté en el centro de su propósito, que alcancemos como familia la ayuda que viene desde su santuario, que en medio de las prueba le pidamos fuerza y ayuda y esperemos ver el poder de su gloria.



únete al grupo de facebook http://www.facebook.com/#!/groups/107708955942345/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada